En este apartado te dejamos algunas recomendaciones para minimizar riesgos de contagio del COVID-19 durante la práctica de la actividad física. Esperamos que las puedas tener en cuenta y aplicarlas. Es responsabilidad de todas las personas, contribuir con responsabilidad a acabar con el virus.

  • ANTES DE SALIR DE CASA

    ¡POR FAVOR! no salgas de casa si tienes síntomas (fiebre, dificultad respitoria…) o convives con alguien que la sufra.

  • DURANTE LA ACTIVIDAD FÍSICA

    Durante las actividades físicas debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones con el fin de hacer más segura tu actividad tanto para ti como para el resto de la población. Especialmente importante es el higiene de manos, mantener las distancias y adaptarlas al ejercicio físico.

  • AUMENTA LA DISTANCIA

    AUMENTA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD: corriendo la distancia de seguridad debe ampliarse hasta un mínimo de 10 m. respecto a otras personas.

  • ADELANTAMIENTOS

    Adelantamientos: si vas a adelantar a alguien, salte del rebufo previamente e incorporate tras haber dejado suficiente distancia.

  • EVITA EXPECTORAR

    Si eres propenso a generar secreciones durante el ejercicio y necesitas expulsarlas, llévate un pañuelo o una bolsita, para posteriormente tirarlo a la basura correspondiente.

  • HIDRATACIÓN DURANTE EJERCICIO

    lleva tu propia bebida y NO COMPARTAS bebidas ni comidas, ni material deportivo.

  • CONTACTO CON SUPERFICIES

    Procura llevar el material necesario e imprescindible para que no tener la obligación de apoyar nada en ninguna superficie

  • AGLOMERACIONES

    evita las zonas más concurridas y acciones que puedan provocar corrillos de personas.

  • LÁVATE LAS MANOS

    LÁVATE LAS MANOS frecuentemente con agua y jabón o soluciones alcohólicas

  • AL LLEGAR A CASA

    AL LLEGAR A CASA
    LIMPIEZA: cuidar la limpieza y desinfección de la ropa y los objetos que hayas sacado, así como de tu propia higiene personal (sigue los consejos del Ministerio de Sanidad).

  • EVITA TOCARTE LA CARA

    Ojos, nariz y boca facilitan la transmisión